Si estás familiarizado con campañas Adwords seguramente has escuchado este término.

El remarketing nace con Philip Kotler por allá en la década de los 70´s y lo definía como el conjunto de acciones a realizar sobre un producto para reactivar su demanda.

Este concepto renace con mayor fuerza con Google y sus campañas en Adwords. También es conocido con el nombre de Re-Targeting, pero en esencia son lo mismo.

remarketing

¿Qué es?

El Remarketing es una técnica que busca volver a atraer al cliente que visitó tu página web y no compro o no realizó la acción que tú deseabas. Es decir, busca reactivar la demanda.

En términos de Google:

“El remarketing es una función que le permite llegar a las personas que han visitado previamente su sitio y mostrarles anuncios relevantes en la Web o cuando realicen búsquedas en Google.”

Es una técnica que se utiliza para mostrar, en otros portales, anuncios a un usuario que no ha comprado, o no se ha registrado en tu sitio web a pesar de ya haberlo visitado.

¿Por qué se usa?

Antes de que me digas que es una técnica invasiva, deja te explico algunas de las razones por las que ciertas empresas la usan con éxito.

Existen muchos factores por los que tu consumidor puede perderse antes de realizar la acción que requieres en tu sitio web. Debes entender cómo funcionamos hoy en día, cómo lo hace tu target.

En términos generales lo que sucede es que cuando buscamos un producto/servicio en internet ingresamos a diferentes sitios que nos brindan información sobre éste. De ahí empezamos a buscar marcas específicas, comparamos precios, checamos información en foros y pasamos a las redes sociales a ver quién lo conoce, lo recomienda o lo ha probado…. Pasa tiempo… y aunque ya estés listo para comprar, regístrate o llamar… quizá lo dejas para mañana o para después de comer… o tal vez lo quieres pensar mejor… o te entra una llamada… o recuerdas que tienes que ir a algún lado…

En fin… la idea es que pueden pasar miles de cosas entre que buscas, encuentras, te informas, buscas referencias y finalmente compras.

¿Qué puede hacer una marca para que no le olvides en esa búsqueda, en esas pausas? ¿Qué puede hacer si visitan su página, pero NO se registran en ella? La respuesta para muchas empresas es el remarketing.

¿Cómo funciona?

Los que hace el remarketing es construir una relación con clientes potenciales más allá de sus primeras visitas a tu sitio web, amplificando tus impresiones y el sentido de tu marca.

Esta técnica ofrece a las empresas una manera de volver a conectar con los usuarios que llegaron a su sitio y se fueron sin tomar medidas. Sus anuncios se dirigen directamente a estos usuarios, por lo que la publicidad es altamente relevante y potencialmente más eficaz.

Y ya que está especialmente dirigido a las personas más propensas a convertirse, el remarketing tiene un gran potencial no sólo para hacer publicidad, sino para hacerla efectiva con conversiones.

Esto funciona a través de cookies que se instalan en tu navegador cuando visitas un sitio y vas dejando un historial cuando navegas en la web. Cuando visitas otro sitio, éste puede leer tu historial anterior y presentarte anuncios que tengan relación con tus intereses mostrados en dicho historial.

Google Adwords es sin duda el líder de este tipo de estrategias. La idea de esto puede resultar un poco intrusiva, lo sé, finalmente lo que hace esta técnica es bombardearte insistentemente mientras navegas en la web, incrementando las probabilidades de convencer al consumidor de adquirir tu marca.

¿Cómo empiezo?

Lo primero que debes hacer si esta técnica te convence, es crear una Lista de Remarketing, que es un conjunto de cookies de las personas que han visitado tu sito. Digamos que es la base de datos que usará tu campaña.

Luego de esto debes crear una campaña Adwords de Remarketing. ¡Claro! necesitas una cuenta adwords para hacer esto.

Algunas recomendaciones es que trates de usar promociones y ofertas en este tipo de campañas para poder captar por segunda vez a tus visitas. No los dirijas al mismo sitio que ya visitaron.

Esta es un técnica delicada, pero poderosa. Puedes lograr conversiones mucho más económicas que las de las campañas habituales, ya que diriges tus esfuerzos a un target ya interesado en tu producto/servicio.

¿Qué opinas? ¿Te atreves?

 

Shares
Share This