A lo largo de mi carrera he podido detectar siete características que distinguen a las empresas que saben vender mejor, sin importar su tamaño o giro de negocio aquí te comparto cuáles son para que te pongas en acción.

 

El objetivo común que nos une a todas las empresas en el mundo entero son las ventas.

Sin importar su oferta, todas las empresas buscan vender, ya sean privadas, públicas, ONG´s o asociaciones, todas buscamos un intercambio, todas buscamos vender productos, servicios, ideas, patrocinios, afiliaciones, conciencia social o educación.

Solo hoy en México estamos hablando de más de 6 millones de empresas formales que buscan vender como objetivo final.

Si tú tienes una empresa o eres parte de una, tu objetivo final es lograr que ese negocio gane, genere utilidad sin importar el puesto, las funciones o jerarquía que ocupes, todos estamos destinados a asegurar ese objetivo en las empresas.

Entonces, si todas las empresas y su personal están destinados a ese objetivo ¿por qué algunas empresas son mejores vendiendo que otras?

Lo que he encontrado en mi experiencia de trabajar con PYMES por más de 10 años, como todo en la vida, es que las empresas que mejor venden tienden a tener siete características comunes que las distinguen, aquí las comparto para que tomes nota.

 


CARACTERÍSTICAS QUE DISTINGUEN A LAS EMPRESAS QUE MEJOR VENDEN


Son organizadas

Todas cuentan con procesos y procedimientos claros que dirigen la operación de su empresa en cada área de su negocio: administración, ventas, comercial. Inventarios, etc. Todas tienen muy clara la forma en que deben proceder, así como su personal.

 

Orientadas al cliente

Estas empresas están realmente trabajando para sus clientes, es decir, procesos, formatos, personal y oferta está orientada a satisfacer sus necesidades y no las de la empresa. Establecen horarios de trabajo para sus clientes, procedimientos y accesibilidad que se ajusten a los hábitos de compra de sus clientes.

 

Oferta diferenciada

Sabes trabajar con estrategia, cuentan con una oferta irresistible para sus clientes, con un diferencial tan poderoso y claro que los aleja de la competencia.

 

Conocen a su cliente

Cuentan con un conocimiento profundo de su cliente, segmentos y del proceso de compra. Identifican perfectamente bien los puntos de contacto y los momentos claves en todo ese procedo de decisión de compra, inclusive muchos cuentan con su Customer Journey.

 

Posicionan y comercializan su marca

Saben la distinción e importancia entre generar acciones para posicionar su marca y que la recuerden cuando necesitan lo que ofrecen, así como saben desarrollar acciones comerciales para incentivar acciones inmediatas en su mercado, tales como llamar, visitar, suscribirse, comprar, etc.

 

Cuentan con un sistema de ventas

Esta parte es muy importante, le dedican mucha formalidad y atención a su proceso de ventas, es decir, que a partir de que un prospecto muestra genuino interés y se contacta, su servicio y atención es inmediato, organizado y va acompañando de forma personalizada todo el proceso de compra de forma muy efectiva y estratégica para ir incentivando la compra.

 

¡No le temen al cambio!

Esta es una de las que considero más importante, son empresas que saben evolucionar junto con sus consumidores, que no temen implementar nuevos canales, herramientas o hasta modelos de negocio para permanecer a la par con las exigencias, tendencias o hábitos de búsqueda, compra y decisión de sus clientes.

 


 

En definitiva, son empresas que saben distinguir con claridad la importante diferencia entre informar, vender y enamorar, así como la diferencia de ofrecer una solución, frente a sólo un producto o servicio.

Como siempre espero que esta información te sea útil, estaré encantada de que me dejes tus comentarios.

Un gusto compartir contigo… ¡Yeah!

 

Shares
Share This